Méndez de Vigo anuncia un refuerzo de la lucha contra la piratería

El refuerzo de la lucha contra la piratería será uno de los objetivos del 'Plan 20/20' que se presentará en breve y que contempla la creación de una fiscalía especializada para perseguir los delitos contra la propiedad intelectual: “Es un viejo proyecto del Ministerio de Justicia y una señal clara de que vamos en serio”, reiteró el Ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, en su primera comparecencia, a petición propia, ante la comisión de Cultura del Congreso.

imdv
“Acuerdo”, “diálogo” y “consenso” fueron las palabras clave y más repetidas de una intervención en la que el ministro anunció el ‘Plan 20/20’ que se presentará en breve. “Mi compromiso con la cultura es firme y buscará el mayor acuerdo posible. Lograremos los acuerdos que permitan al sector cultural afrontar el futuro con las mayores garantías”, aseguró el ministro. Y concretó que su plan contempla reforzar con medios humanos y tecnológicos la Sección Segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual; impulsar campañas de sensibilización en los medios de comunicación y en los centros educativos para concienciar a los escolares de la importancia de respetar la propiedad intelectual; y crear una fiscalía especializada en los delitos contra la propiedad intelectual, entre otras medidas.

La oposición pide más agilidad y eficacia contra la piratería

En líneas generales, las propuestas de ministro fueron acogidas con satisfacción no exenta de críticas por los miembros de la comisión de Cultura del Congreso. María José García-Pelayo (PP) aseguró: “Creo que hay que felicitarle por esas iniciativas que nos traslada y que espero que se confirmen. Creo que la fiscalía contra la piratería es una medida fundamental y que va a dar un respiro al sector, a una industria que por culpa de la piratería pierde empleo, pero también a un Estado que por culpa de la piratería pierde ingresos, de IVA o de IRPF, y por tanto nos perjudica a todos, nos daña a todos”.

“Creo que es importante, y esa decisión la ha tomado también este gobierno, endurecer las penas por delitos de piratería, y esa fiscalía es un mensaje claro y rotundo de que contra los piratas habrá lucha sin cuartel, y eso es importantísimo. También es fundamental que se refuerce esa Sección Segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual, porque así nos lo traslada todo el sector: es necesario que haya más medios para que se pueda actuar con mayor agilidad”, añadió García-Pelayo.

Carles Campuzano (PDECAT) señaló: “Hay consenso en la ley de Mecenazgo, en reducir IVA cultural, en redactar un Estatuto del Creador y en la defensa estricta de la propiedad intelectual. Pero el balance de la Sección Segunda es escaso y somos críticos”. “Me parece positivo que usted reconozca que el sistema contra la piratería es lento. Bienvenida la rectificación y la voluntad expresada de alcanzar el consenso”, añadió.

Mucho más crítico fue José Andrés Torres Mora (PSOE): “La cultura sufre los golpes de un mal uso del desarrollo tecnológico. No solo la indiferencia sino la inquina ha marcado la actuación de algunos miembros de su gobierno hacia la cultura”.

“La propiedad intelectual -se explayó el diputado socialista- es el único tipo de propiedad que la derecha discute. Todo el mundo tiene derecho a poder participar de los frutos de su trabajo… menos los creadores y artistas. Su trabajo se parasita y se piratea, y encima se les denigra. Primero se destruye la reputación de las personas o de las instituciones y luego se las priva de sus derechos. Qué diferente del trato a quienes hacen negocio de manera ilegal con el trabajo de otros. Sabe, señor ministro, hasta ahora no se les podía llamar piratas, se ofendían. Hacen negocio con la música de otros, con las películas de otros, con los libros de otros, sin darles nada a cambio. Pero ni siquiera se les podía llamar “piratas”. Ya se puede: el otro día recibí un documento de Google en el que explica “cómo combate la piratería”. La Santa Madre Iglesia de Internet los llama piratas: ya no es pecado llamarlos por su nombre”.

También contundente fue Félix Álvarez (Ciudadanos): “Según la Coalición de creadores el 87% de los contenidos son ilegales, dato contumaz que evidencia el fracaso de la lucha contra la piratería. Dos ejemplos: la web bajatodo, denunciada en 2012, fue declarada ilegal… en 2015, tres años después. Y le digo más: yo anoche entré con mi móvil y fui redireccionado a otro sitio web con contenido ilegal. Contra The Pirate Bay se tardó 1.154 días en abrir expediente, y casi cuatro años después se archivó sin resultados”.