El Supremo de Austria falla que bloquear sitios piratas no vulnera derechos

El pasado 24 de octubre, el Tribunal Supremo austríaco ordenó a 7 de los principales ISP bloquear el acceso a 13 sitios web vinculados a The Pirate Bay, Isohunt, 1337x y H33T, en un caso iniciado por la sociedad de gestión de productores LSG.

El Tribunal Supremo de Austria confirmó que estos sitios web infringían el derecho de comunicación pública, según la jurisprudencia de la Unión Europea, y que la orden de bloqueo es coherente con los derechos fundamentales, sin vulnerar ninguno de ellos, y con el Reglamento de neutralidad de la red de la Unión Europea.

Es importante destacar que el Alto Tribunal austríaco rechaza expresamente la decisión anterior del tribunal de apelación y considera que nada en el Derecho de la Unión Europea o en el Derecho nacional de Austria restringe el derecho a presentar acciones directas contra los sitios o proveedores de alojamiento.

Esta sentencia pone fin a un litigio iniciado hace casi diez años, que dio un giro sustancial cuando en mayo de 2016 el Tribunal Regional Superior de Viena anuló la decisión anterior del Tribunal de Comercio respecto a los bloqueos, permitiendo en la práctica a los ISP locales desbloquear sitios previamente bloqueados.

La industria de contenidos recurrió dicha decisión al Tribunal Supremo, que ahora ha confirmado que “la comisión y operativo de una plataforma BitTorrent con el propósito de compartir archivos online [de obras protegidas por derechos de propiedad intelectual]” es una “comunicación al público” en virtud de la Directiva europea sobre la materia, citando en su argumentación los recientes casos Brein / Filmspeler y Brein / Ziggo y xs4all, sobre los que se pronunció este 2017 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

Citando otro caso holandés, en el que Sanoma, la empresa editora de la revista Playboy, demandó al sitio GeenStijl.nl, el Tribunal Supremo de Austria detalla en su sentencia que el TJUE concluyó que dar acceso a un contenido protegido alojado en otro lugar sí equivale en determinadas circunstancias a una “comunicación al público”, circunstancias que se dan en los sitios de torrents como The Pirate Bay. “La similitud del procedimiento técnico en este caso en comparación con las plataformas BitTorrent se lee en el hecho de que en éstas los contenidos protegidos también estaban disponibles”, señala el Supremo austríaco en su fallo.

Puedes consultar la sentencia del Tribunal Supremo de Austria haciendo clic aquí.