Telefónica asegura que la piratería es una lacra insostenible para España

La Coalición participó el pasado 19 de diciembre en Madrid en la jornada El acceso del consumidor a contenidos digitales legales, organizada por la OCU y Telefónica.

En el debate, moderado por el periodista Jesús Soria, intervinieron entre otros Álex Martínez Roig, director de contenidos en Movistar+; Javier Pablo García, responsable del área de información y servicios de la OCU; Cristina Morales, subdirectora general de contenidos de la Sociedad de la Información; Carlos Guervós, subdirector general de propiedad intelectual de la Secretaría de Estado de Cultura; Alicia Richart, directora general de DigitalES; y Carlota Navarrete, directora general de la Coalición de creadores e industrias de contenidos.

El secretario general de Telefónica, Pedro Carvajal, aseguró que la piratería “es una lacra” que empieza a ser “insostenible” para el país, por lo que demandó que se desplieguen todos los medios para erradicarla. Carvajal comentó que tenemos una oportunidad única todas las administraciones y consumidores de revertir esta situación e impulsar “un país más competitivo y más rico”.

Carvajal añadió que Telefónica y otros operadores están poniendo a disposición de los consumidores una oferta de contenidos “sin precedentes”. “Ahí es donde nos chocamos con el problema de la piratería, que es una lacra para el país. Aunque la piratería digital ha bajado ligeramente, las cifras siguen siendo alarmantes“, lamentó.

En este sentido, remarcó que el Estado deja de ingresar 600 millones de euros y las cifras de empleo que no se crean rondan los 22.000 empleos directos y los 110.000 indirectos. Además, “alcanza todas las modalidades y, lo más dramático es que la sociedad no es consciente de ello y tiene una cierta aceptación social. Todos sabemos lo que es robar, pero en el tema de los derechos de autor hay una cierta permisividad“.

El secretario general de Telefónica España aseguró que “una gran cantidad de los que acceden a contenidos ilegales justifican su actividad argumentando que los contenidos son muy caros, que ya se paga la conexión a Internet, que no pagan por un contenido porque luego no les gusta o que no se hace daño a nadie”. Carvajal reconoció que esta situación conlleva riesgo, ya que “si la gente se registra en plataformas ilegales, nadie sabe lo que se hace con sus datos personales porque están fuera de toda regulación”.

Además, entrar en plataformas ilegales “supone abrir las puertas a virus”, por lo que la piratería “fomenta esa inseguridad y además es un negocio, porque el 67% de las webs a través de las que se transmiten contenidos se financian con publicidad ilegal”, recalcó. En esta línea, Carvajal demandó que” hay que trabajar, pero no vamos rápido, es una lucha ardua”. “Hay que dotar de una mayor agilidad y más medios a los ministerios, para que sean más eficaces, e impulsar una fiscalidad especializada”, demandó.

Por último, pidió que se hagan más campañas para concienciar a la gente, “sobre todo para concienciar a los jóvenes de lo que supone la piratería, cooperando con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”.

Carlota Navarrete, directora general de la Coalición de creadores e industrias de contenidos destacó durante su intervención: “Desde la Coalición siempre hemos pensado que se debe trabajar en conseguir tres líneas básicas: una buena legislación, complementada con acuerdos de autorregulación, una aplicación e implementación eficaz que obtenga resultados, así como medidas de concienciación trasversales para los usuarios, con el fin de que esas buenas prácticas en el consumo de contenidos digitales se hagan perdurables en el tiempo”.

Según datos de 2016 – añadió- en España hay 401 plataformas digitales, mientras que en 2015 había 340, así que hay oferta. De ellas, 276 ofrecen contenidos de manera gratuita y 180 previo pago. Así que hay oferta. Pero no se puede exigir una oferta legal atractiva abundante y competitiva sin garantizar que los instrumentos ante la vulneración de los derechos son eficientes y permiten resarcir o el restablecimiento de la legalidad”.

Un estudio de ITIF demuestra que bloquear webs aumenta visitas y usuarios de contenidos lícitos, que cambian a plataformas legales si se bloquean los sitios piratas populares. Y el Observatorio de piratería concluyó lo mismo ya en 2013“, concluyó la directora de la Coalición.

Nelson Castro, subdirector general de coordinación, calidad y cooperación al consumo de la AECOSAN, resumió su intervención apuntando que lo que es ilegal en el mundo real, también lo es en el mundo digital y Óscar Sáenz de Santa María, director general de industrias culturales y del libro del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, apuntó que el objetivo de todos debe ser maximizar la rentabilidad que nos ofrece la red. El sector cultural supone un 4% del PIB y en su opinión, el mundo digital es un nicho de creación de riqueza y de puestos de trabajo inmensa. Sin embargo, Sáenz de Santa María cree que las autoridades españolas y europeas deben afrontar este reto de forma prudente y con pasos seguros, ya que, en su opinión, si se hace de una manera alocada, podríamos enfrentamos a muchas dificultades, como una desmotivación de los autores por no recibir una recompensa adecuada por su trabajo, o que el consumidor se sienta atraído por acceder a contenidos digitales ilegales.

Además, Sáenz de Santa María ha destacado también a la falta de sensibilización que actualmente existe sobre de la piratería y los peligros que ésta conlleva, apuntando que desde la administración se intenta remediar a través de campañas de información (dirigidas incluso a los más pequeños) sobre por qué no se debe piratear ni acceder a contenidos digitales ilegales.

Álex Martínez Roig, director de contenidos en Movistar +, ha destacado que “tenemos una oportunidad única, todos, industria, administración pública y consumidores, de colaborar y revertir el daño causado por la piratería y reducirla al máximo, no podemos permitirnos los efectos negativos que están produciendo en nuestro país. Si la erradicamos, se potenciará el desarrollo de la industria tecnológica y cultura en España, se impulsará la generación de riqueza y competitividad en un mercado global y se creará empleo, todo ello imprescindible.”

Javier Pablo García, responsable del área de información y servicios de OCU, ha comentado que “desde OCU, estamos en contra de la piratería y defendemos la descarga de contenidos legales, pero también creemos que el consumidor debe seguir pudiendo acceder a contenidos libres de calidad. Hay que acabar con la cultura en España del todo gratis, empezando por la educación en los colegios. Sin embargo, el precio también debe ser razonable para el consumidor y por ello, las compañías deben revisar los precios y la paquetización de algunos contenidos, que en ocasiones no son los más adecuados para el usuario.

Por su parte, Cristina Morales, subdirectora general de contenidos de la sociedad de la información del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital quiso mostrar un mensaje positivo en su discurso, apuntando que “aunque la piratería en España sigue siendo un problema relevante, en 2016 ha sido la primera vez en 10 años que se ha producido una disminución en el acceso a contenidos digitales ilegales”. En opinión de Morales, este descenso se debe, por un lado, a un aumento de la oferta a precios asequibles, por otro, a que la mentalidad de los usuarios va cambiando poco a poco: cada vez se contratan más plataformas de contenidos digitales y el mercado de la música digital también ha evolucionado de forma muy favorable”, y por último, a la definición de un marco normativo y de diferentes acciones que se están llevando a cabo desde la administración para impedir la descarga de contenidos digitales ilegales.

Carlos Guervós, subdirector general de propiedad intelectual de la Secretaría de Estado de Cultura del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital apuntó que al igual que existen delitos digitales que no pasan indiferentes para nadie, como la apología del terrorismo en las redes o la proliferación de noticias falsas, todo debemos de tener la misma percepción hacia la vulneración de los derechos de propiedad intelectual. En este sentido, Guervós cree que la legislación está adaptándose y poniéndose al día para conseguir llevar al entorno digital la directiva de los derechos de autor.

Por último, Elena Berruguete, directora de contenidos de DigitalEs, también ha condenado firmemente la piratería y ha destacado la importancia de concienciar y de que, entre todos los agentes del sector, se tomen medidas de control y educación para luchar contra ellas, especialmente en los colegios y en casa con los más pequeños. Berruguete ha aplaudido la coordinación que existe actualmente entre las empresas y la administración en este sentido y el esfuerzo que todos los agentes implicados están haciendo para luchar contra la piratería y para proteger los derechos de autor, aunque también ha apuntado que hacen faltas más medios y recursos para perseguir las acciones delictivas.

Tras una ronda de preguntas e intercambio de opiniones con el público, la jornada finalizó con la intervención de José Mª Lassalle, Secretario de Estado para la Sociedad de la Información y la Agenda Digital del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital quien destacó que el mercado de los contenidos digitales es uno de los principales motores económicos y sociales del futuro.