Reino Unido: industria cultural y sector publicitario, unidos contra la piratería

La Unidad de delitos contra la propiedad intelectual (PIPCU, por sus siglas en inglés) de la Policía de Londres, titulares de derechos de propiedad intelectual y empresas del sector de la publicidad relacionadas con la inserción de anuncios en páginas piratas colaboran en Reino Unido para mantener actualizada una lista de sitios infractores (IWL) a los que no deben destinarse inversiones publicitarias. Además, este mes arranca una campaña de envío de correos electrónicos informativos a usuarios que utilizan redes P2P para acceder ilícitamente a contenidos protegidos que cuenta con la colaboración de cuatro de los más importantes ISP.

Una de las medidas estrella de la campaña británica contra la piratería online denominada Operation Creative fue la creación en 2014 de la Infringing Website List (IWL) con el objetivo de impedir en la medida de lo posible que los sitios piratas obtengan ingresos económicos por publicidad. Así, el sector publicitario de Reino Unido dispone de una lista actualizada de los sitios que infringen derechos de autor, identificados por las industrias creativas y verificados por la PIPCU, de modo que los anunciantes, agencias y otros intermediarios pueden detener la inserción de anuncios.

En este contexto, el pasado 11 de enero funcionarios de la PIPCU visitaron a ocho empresas, entre ellas anunciantes, agencias de publicidad y agencias de marketing digital, acompañados de representantes de la patronal de la industria musical británica (BPI), la federación contra el robo de propiedad intelectual (FACT), la federación internacional de la industria fonográfica (IFPI), y el operador de gestión de derechos PRS Music.

Durante las visitas, las ocho empresas fueron informadas de su contribución directa o indirecta a que hayan estado apareciendo anuncios en sitios web que infringen derechos de autor y, según informa la PIPCU, todas se han comprometido a apoyar la Operation Creative y colaborar en la gestión de la lista de sitios infractores, para asegurarse de que la publicidad de su marca o de sus clientes no vuelva a aparecer en ninguno de los 1.232 sitios web infractores listados a día de hoy en la IWL.

“Esta campaña es clave para poner fin a la financiación de sitios piratas. Es importante abordar esta cuestión no sólo por la reputación de marcas y empresas, sino también por los consumidores. Si un anuncio de una marca popular aparece en un sitio infractor no sólo la legitima sino que además esa marca y la empresa anunciante están financiando delincuencia online. Por tanto la IWL también sirve como una herramienta de seguridad, al garantizar la reputación de los anunciantes y que las marcas no pierdan prestigio por asociarse con determinadas webs. Trabajando con la industria para que las marcas de prestigio no se publiciten en sitios piratas ayudamos a los consumidores a darse cuenta de que esas webs no son legales”, explica Steven Salway, responsable de operaciones antipiratería de la PIPCU.

“Los consumidores deben ser conscientes de que no sólo deben preocuparse porque criminales detrás de estos sitios web ganan grandes cantidades de dinero con los anuncios, sino también porque simplemente visitándolos pueden infectar sus equipos de malware y virus”, añade Kieron Sharp, director general de FACT.

En 2014, un informe de Digital Citizens Alliance estadounidense cifró en 227 millones de dólares los beneficios obtenidos por las webs de piratería digital. Entre los sitios analizados en ese exhaustivo y riguroso estudio figuraban de forma destacada numerosas webs españolas por su número de visitas mensuales e ingresos económicos.

Desde su lanzamiento, la Operación Creative ha interrumpido los ingresos publicitarios en sitios web ilegales en todo el mundo y ha propiciado una disminución significativa (73 %) en la publicidad de las principales empresas de publicidad de Reino Unido en sitios web vinculados con la piratería digital.

“Para asegurarse de que está accediendo a contenido digital de sitios seguros y legítimos, visite Getitrightfromagenuinesite.org“, detalla la PIPCU en un comunicado.

Campaña de emails de advertencia

Por otra parte, según informa la BBC, el sistema de advertencias a infractores mediante correo electrónico anunciado en 2014 se pondrá finalmente en marcha este mes de enero. Considerada una de las principales iniciativas del programa Creative Content UK, está previsto enviar unos dos millones y medio de emails al año durante los próximos tres años a usuarios de internet cuyas conexiones hayan sido utilizadas para compartir de forma ilícita contenidos protegidos en redes P2P (BitTorrent, Popcorn Time, etc.)

BT, Sky, TalkTalk y Virgin Media, los cuatro ISP que inicialmente participan en la campaña (está previsto que se sumen otros durante los próximos meses), comenzarán a enviar correos electrónicos a sus clientes a finales de este mes, detalla ISPReview.

Los ISP serán notificados sobre los clientes a los que deben informar por una compañía especializada que es la que detectará las infracciones, la empresa MarkMonitor, también socio tecnológico del sistema similar utilizado por el Gobierno de Estados Unidos, que en cualquier caso no compartirá con los titulares de derechos las direcciones IP de los infractores.

Los mensajes informarán de que esa conexión se ha utilizado para cometer una infracción de derechos de propiedad intelectual y facilitarán el acceso a sitios desde los que acceder de forma legal a los contenidos: