Casi la mitad de los consumidores estaría dispuesta a dejar de acceder a contenidos pirateados

La encuesta online más grande de la historia sobre la piratería, realizada por la empresa Irdeto, concluye que la educación del consumidor podría reducir la cantidad de individuos (52%) que miran contenido audiovisual pirateado.

La encuesta global de Irdeto sobre piratería digital, realizada a 25.000.000 internautas de 30 países diferentes, concluyó que, a pesar de la gran cantidad de consumidores de todo el mundo que miran contenido audiovisual pirateado (52%), casi la mitad de ellos (48%) dejaría de hacerlo o miraría menos contenido ilegal después de enterarse del daño que le hace la piratería a las industrias de contenidos.

Esta inclinación de casi la mitad de los consumidores de cambiar sus hábitos verifica el enorme impacto que podría tener la educación para reducir la cantidad de personas que piratean contenido audiovisual. El resultado positivo de una iniciativa de educación en toda la industria causaría el mayor impacto en América Latina y en la región de Asia Pacífico. El 59% por ciento de los consumidores que miran contenido pirateado en América Latina y el 55% de la región de Asia Pacífico dijeron que mirarían menos contenido de vídeo pirateado o dejarían de hacerlo después de enterarse de que la piratería causa una pérdida de ingresos para los estudios, lo cual afecta su inversión en la creación de contenido futuro.

Sin embargo, solo el 45% de las personas que respondieron en Europa y el 38% de las que respondieron en los Estados Unidos dijeron que mirarían menos contenido audiovisual pirateado o dejarían de hacerlo. Esto indica que posiblemente no sería suficiente simplemente educar a los consumidores en estas regiones sobre los daños asociados con la pérdida de ingresos. Sin embargo, en tales mercados podría funcionar mejor una iniciativa de educación concentrada en el impacto de la piratería sobre el proceso creativo de producir contenido, combinada con conocimiento de cómo la piratería suele estar vinculada a organizaciones criminales y de que el contenido pirateado puede contener malware que busca robar la información personal de los consumidores.

“Ahora que más de la mitad de los consumidores reconoce abiertamente que mira contenido pirateado, es crucial que la industria ataque de frente a la piratería. Para hacerlo, necesitará tecnología y servicios para proteger el contenido legal, así como un programa educativo completo para ayudar a cambiar el comportamiento de los consumidores. Combinando esto con una estrategia de 360 grados contra la piratería, el mercado estará plenamente preparado para lanzar una ofensiva de mayor nivel contra la piratería”, asegura Doug Lowther, CEO de Irdeto.

Las principales conclusiones de la encuesta global de Irdeto son:

Existe una brecha de información entre lo ilegal y lo legal: aunque muchos consumidores de todo el mundo reconocen que producir o compartir contenido audiovisual pirateado es ilegal (70%), muchos menos saben que mirarlo o descargarlo también es ilícito (59%). La brecha es más amplia en América Latina, donde el 75% de quienes respondieron dijeron que producir o compartir contenido pirateado es ilegal, mientras que solo el 60% reconoció que mirarlo o descargarlo también lo es. Los resultados generales de la encuesta sugieren que tal vez sea necesario educar a los consumidores del mundo para informarles que participar en cualquier tipo de piratería (producir, compartir, descargar o ver contenido) es ilegal.

 Existe la “excepción rusa”: en casi todas las naciones encuestadas, muchos consumidores reconocen que producir o compartir contenido de vídeo pirateado es ilegal. Sin embargo, en Rusia no pasa lo mismo. Increíblemente, el 87% de quienes respondieron a la encuesta en ese país dijeron que no creen que producir o compartir contenido de vídeo pirateado sea ilegal. Además, el 66% cree que no es ilegal descargar o mirar contenido audiovisual pirateado.

La disponibilidad de contenido afecta el consumo: la región de Asia Pacífico (61%) y América Latina (70%) tuvieron la mayor cantidad de consumidores que reconoció mirar contenido pirateado, mientras que en Europa (45%) y en los EE. UU. (32%) los números fueron menores. Estos resultados indican que los consumidores en Europa y en EE.UU. tienen más acceso al contenido que desean ver, lo cual reduce su necesidad de buscar contenido pirateado.

El tipo de consumo evoluciona según los cambiantes hábitos de la generación más joven: el dispositivo universalmente preferido para consumir contenido audiovisual pirateado es el ordenador portátil. Los consumidores de Europa (65%), la región Asia Pacífico (45%), América Latina (53%) y los EE. UU. (41%) dijeron que este era el método que usaban con mayor frecuencia para consumir contenido pirateado. Sin embargo, ya ha comenzado a cambiar la tendencia, ya que muchas personas de entre 18-24 años encuestadas indicaron que usan dispositivos móviles.

Kodi es muy popular en el Reino Unido: es interesante destacar que la caja Kodi solo resultó ser el principal dispositivo para mirar contenido pirateado en el Reino Unido, donde el 11% de los consumidores que piratea contenido lo usa. El segundo usuario de este dispositivo resultó ser Portugal, donde el 6% de los consumidores usa la caja Kodi para acceder a contenido pirateado. El porcentaje más alto de usuarios de Kodi en el Reino Unido estuvo en los grupos de edad de entre 35-44 y más de 55 años, que fue de 18% cada uno. Esto contrasta fuertemente con el hecho de que solo el 3% de las personas de entre 18-24 años usa una caja Kodi para piratear contenido.

Los contenidos más pirateados fueron las películas (27%) y las series de TV (21%) que están en la cartelera. También, aunque la piratería de contenido de deportes crece más cada día, una sorpresa de la encuesta fue el porcentaje de consumidores piratas que indicó que los deportes en vivo era el tipo de contenido de vídeo pirateado que más le interesaba. Los únicos países donde esta categoría estuvo en primer lugar fueron Portugal (25%), Egipto (23%) y los países árabes del Golfo (19%). Aunque el impacto negativo de la piratería de deportes en vivo ya se hace sentir en la industria, esto indica que el mercado todavía tiene la oportunidad de educar a sus consumidores sobre el daño que le causa la piratería a los deportes en vivo antes de que el problema se vuelva aún mayor.

Esta educación será especialmente importante para los hombres, ya que más hombres en cada país indicaron que lo que más les interesa piratear es contenido de deportes, mientras que la mayoría de las mujeres prefiere piratear series de TV.

Metodología
La encuesta fue encargada por Irdeto y realizada en línea desde el 29 de diciembre de 2016 hasta el 16 de febrero de 2017 por YouGov Plc. Aceptaron participar en la encuesta 25738 adultos (de 18 o más años) en 30 países. Entre los países encuestados estuvieron: Argentina, Australia, Austria, Brasil, China, Colombia, Dinamarca, Egipto, países árabes del Golfo (la región de GCC incluye a Arabia Saudita, EAU, Kuwait, Qatar, Bahrein y Omán), Alemania, India, Indonesia, Italia, México, Polonia, Portugal, Rumanía, Rusia, España, Suecia, Suiza, Turquía, Ucrania, el Reino Unido y Estados Unidos. Los números se ponderaron apropiadamente para que representaran los adultos en cada país (p. ej., representativos a nivel nacional, a nivel urbano, a nivel en línea).

Puedes consultar aquí el informe completo de los resultados de la encuesta.