Juncker anuncia un mercado más justo y sostenible para los creadores

Entre las diez prioridades anunciadas durante su discurso sobre el estado de la Unión por el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, destaca consolidar que el nuevo paisaje digital genere oportunidades para los creadores europeos.

Con motivo del discurso de Juncker sobre el estado de la Unión, la Comisión presentó propuestas sobre la modernización de los derechos de autor con el propósito de incrementar la diversidad cultural en Europa y los contenidos disponibles online, al tiempo que se clarifica la normativa para todos los agentes en internet. Las propuestas contienen también herramientas para la innovación en la enseñanza, la investigación y las instituciones del patrimonio cultural.

«Unas normas de derechos de propiedad intelectual modernizadas permitirán mejorar el acceso transfronterizo a los contenidos en línea, garantizando al mismo tiempo que los periodistas, editores y autores reciban un pago equitativo por su trabajo también en el entorno digital. Creo que debemos utilizar mucho mejor las grandes oportunidades que ofrecen las tecnologías digitales, que no conocen fronteras», aseguró Juncker.

«Quiero que los periodistas, editores y autores -añadió- reciban una justa remuneración por su trabajo, se lleve a cabo en un estudio o en el salón de su casa, se difunda en línea o fuera de línea, se publique mediante una fotocopiadora o un hipervínculo comercial en la web. También vamos a proteger mejor a los niños, hacer frente a la incitación al odio en internet y promover películas europeas en plataformas digitales mediante nuestra propuesta de actualización de la Directiva europea de servicios de comunicación audiovisual».

“Las tecnologías digitales están transformando la manera de producir, distribuir y acceder a la música, el cine, la televisión, la radio, los libros y la prensa. Nuevos servicios online, como la música en streaming, las plataformas de vídeo bajo demanda o los agregadores de noticias han adquirido gran popularidad, y los consumidores esperan, cada vez en mayor medida, poder acceder a contenidos culturales mientras se desplazan y a través de las fronteras. El nuevo paisaje digital creará oportunidades para los creadores europeos siempre y cuando la normativa aporte claridad y seguridad jurídica a todas las partes”.

Así, como elemento fundamental de su Estrategia para el Mercado Único Digital, la Comisión ha presentado propuestas encaminadas a favorecer:

  • una mayor capacidad de elección y acceso a los contenidos online y a través de las fronteras;
  • una mejora de la normativa sobre derechos de autor en la educación, la investigación, el patrimonio cultural y la inclusión de las personas con discapacidad;
  • un mercado más justo y sostenible para los creadores, las industrias creativas y la prensa.

Andrus Ansip, vicepresidente responsable del Mercado Único Digital, señaló: «Los europeos desean un acceso transfronterizo a nuestra cultura rica y diversa. Nuestra propuesta garantizará la disponibilidad de un mayor número de contenidos, adaptando la normativa europea sobre derechos de autor a la luz de la nueva realidad digital. Los contenidos creativos de Europa no deben resultar innacesibles, pero deben estar bien protegidos, en particular para mejorar las posibilidades de remuneración de nuestros creadores. Sin un mercado único digital que funcione correctamente, perderemos creatividad, crecimiento y empleo».

Günther H. Oettinger, comisario de Economía y Sociedad Digitales, amplió: «Nuestras industrias creativas se beneficiarán de estas reformas, que afrontan adecuadamente los retos de la era digital y ofrecen a los consumidores europeos una gama más amplia de contenidos para su disfrute. Proponemos un marco en materia de derechos de propiedad intelectual estimulante y equitativo, que recompensa la inversión».

Globalmente, las propuestas sobre derechos de propiedad intelectual presentadas tiene entre sus prioridades principales una mayor capacidad de elección y acceso a los contenidos online y a través de las fronteras mediante un mecanismo jurídico que permitirá a los organismos de radiodifusión obtener más fácilmente las autorizaciones de los titulares de derechos necesarias para transmitir programas en línea en otros Estados miembros de la UE.

Se trata de los programas que los organismos de radiodifusión transmiten en línea al mismo tiempo que por televisión, así como de los servicios de televisión diferida que desean ofrecer en línea en otros Estados miembros, tales como MyTF1 en Francia, ZDF Mediathek en Alemania, TV3 Play en Dinamarca, Suecia y los Estados bálticos y AtresPlayer en España. Permitir que dichos organismos muestren la inmensa mayoría de sus contenidos, como programas de noticias, culturales, políticos, documentales o de entretenimiento, también en otros Estados miembros ofrecerá más posibilidades de elección a los consumidores.

La normativa presentada facilitará también a los operadores que ofrecen paquetes de canales (como Proximus TV en Bélgica, Movistar + en España o Deutsche Telekom’s IPTV Entertain en Alemania) la obtención de las autorizaciones necesarias: en lugar de tener que negociar individualmente con cada titular de derechos para ofrecer estos paquetes de canales originados en otros Estados miembros de la UE, podrán obtener las licencias de las entidades de gestión colectiva que representan a los titulares. De este modo también aumentará la oferta de contenidos a sus clientes.

Para contribuir al desarrollo de ofertas de vídeo bajo demanda en Europa, la Comisión pide a los Estados miembros que establezcan órganos de negociación para alcanzar acuerdos de concesión de licencias, incluidos los destinados a servicios transfronterizos, entre los titulares de derechos audiovisuales y las plataformas de vídeo a petición. Complementarán este mecanismo un diálogo con la industria audiovisual sobre el tema de las licencias y el uso de herramientas innovadoras tales como plataformas de concesión de licencias.

Con objeto de facilitar el acceso a la riqueza del patrimonio cultural europeo, la nueva Directiva sobre derechos de autor ayudará a museos, archivos y otras instituciones a digitalizar y ofrecer a través de las fronteras obras fuera del circuito comercial, como libros o películas que están protegidos por derechos de propiedad intelectual, pero ya no están disponibles para el público.

Paralelamente, la Comisión hará uso de su programa MEDIA de Europa Creativa, dotado con 1.460 millones de euros, para prestar un mayor apoyo a la circulación de contenidos creativos a través de las fronteras. Esto incluye más financiación para el doblaje y el subtitulado; un nuevo catálogo de obras audiovisuales europeas para los proveedores de vídeo a petición que pueden usar directamente en la programación; y herramientas en línea para mejorar la distribución digital de las obras audiovisuales europeas y hacer que sean más fáciles de encontrar y consultar en línea.

La combinación de estas acciones servirá de aliciente para descubrir los programas de radio y televisión de otros países europeos, mantener el contacto con el país de origen cuando se vive en otro Estado miembro y fomentar la disponibilidad de películas europeas, en particular a través de las fronteras, poniendo así de relieve la riqueza de la diversidad cultural europea.