Japón ultima una reforma legislativa que castigará con hasta cinco años de cárcel los enlaces a piratería

Los sitios web que enlazan a contenido protegido infringiendo derechos de propiedad intelectual no eran hasta la fecha ilegales según la ley japonesa. El gobierno ultima una reforma legislativa que contempla penas de prisión de hasta cinco años para los propietarios de las webs de enlaces que faciliten el acceso a contenidos pirateados y se nieguen a atender las solicitudes de eliminación.

La Agencia para Asuntos Culturales de Japón recomendó el pasado septiembre que las páginas de enlaces a piratería sean prohibidas (estos sitios son conocidos localmente como “webs sanguijuelas”). A diferencia de Europa, donde dichos sitios son ilegales, en Japón no existía hasta la fecha una ley que los penalice, y se calcula que operan unas 200 páginas “sanguijuelas” cuyo bloqueo podría tener, según el gobierno japonés, un impacto significativo en las tasas de piratería.

Así, estará penalizado el acto de enlazar a sabiendas a contenidos protegidos por derechos de propiedad intelectual sin autorización, o vincular a los mismos cuando los operadores del sitio puedan “razonablemente esperar” que se está cometiendo una infracción. Los titulares de derechos podrán hacer que se eliminen dichos enlaces y, cuando los operadores del sitio no respondan, se aplicarán fuertes sanciones.

Según publica el periódico local Mainichi, las propuestas contienen actualmente una recomendación de penas de prisión de hasta cinco años para los delincuentes reincidentes. La publicación señala que en octubre del año pasado, los propietarios del mayor sitio de “sanguijuelas” de Japón fueron arrestados bajo sospecha de infracción de propiedad intelectual, pero las autoridades solo pudieron tomar medidas debido a delitos de contrabando paralelo.

La agencia presentará propuestas de enmiendas a la Ley de derechos de autor a los legisladores en 2019. Mientras tanto, se están realizando esfuerzos para introducir un régimen de bloqueo de sitios en Japón para tratar con los sitios en el extranjero que infringen los derechos de propiedad intelectual.

A principios de este año, los ISP NTT Communications Corp., NTT Docomo Inc. y NTT Plala Inc. bloquearon voluntariamente el acceso a tres sitios identificados por el gobierno: Mangamura, AniTube. y MioMio – agregando que se podrían bloquear más sitios si se solicitan. Ahora el gobierno está dispuesto a establecer medidas de bloqueo por ley, que faciliten que los sitios piratas se eliminan de los resultados de búsqueda para evitar que los operadores de sitios generen ingresos por publicidad.